Chimichurri


Amantes de la carne, hoy vengo con una receta que animará vuestros asados de forma espectacular. La calidad de la materia prima es fundamental. La carne ha de ser tierna, sabrosa y no tener muchos días de nevera. Pero si además, os  gustan los platos picantes, este es un mojo muy sencillo que potenciará el sabor de la carne.

Su origen, dice la cultura popular, se debe a los británicos, cuando campaban a sus anchas por el Cono Sur. Cuentan que uno de ellos, ávido por consumir un curry o cualquier cosa picante que le recordara sus tiempos en India, pidió una salsa picante. Así los lugareños trataron de satisfacer al militar mezclando las especias disponibles. Esa salsa este militar la reclamaba diciendo ¨ché-mi-curry¨, convirtiendo el famoso mojo en chimichurri. Una anécdota simpática para avalar uno de los pilares gastronómicos del país.

Nair Garayalde, una de las más grandes cocineras uruguayas que he tenido el placer de conocer, nos deja aquí su receta:

En un ból, añadimos:

– 3 dientes de ajo grandes picaditos
– 2 cucharadas de orégano
– 1 cucharada de chiles secos, picaditos
– 2 cucharadas de perejil seco
– 1/2 cucharada de pimienta negra
– 1/2 cucharada de pimentón picante
– 1 cucharada de clantro seco
Estos ingredientes hay que deshacerlos bien con un mortero hasta que queden como un polvo.
Después, cubrir la mezcla con aceite de oliva, añadirle sal al gusto, un chorrito de vinagre de vino y removerlo bien hasta crear una salsa consistente. Se recomienda dejar macerar unos días en la nevera, y se puede consumir por largo tiempo.

Hay infintas variedades de chimichurris. Unas con mostaza, otras con cebolla, perejil fresco, tomillo, laurel. Es divertido experimentar con los ingredientes y encontrar el punto favorito de cada uno.

Y a vos, ¿ cómo te quedó ese chimi?

 

Hola! Soy Lorena, nací en Madrid en 1981 de padres uruguayos y abuelos inmigrantes, y ese ir y venir se debió de quedar en mis venas porque me encanta vivir fuera, enfrentarme a otras realidades y culturas y viajar, viajar mucho. También me gusta mucho comunicar, aprender y enseñar otras realidades y saltar barreras así como ayudar a otros , siendo el idioma una de las más altas pero también de las más fáciles de saltar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *